sábado, 9 de abril de 2011

Runas: Restaurante de río [casi] sin travesía

Ubicado dentro del predio del Club de Remeros Escandinavos [CRE] este restaurante de río esta abierto al público al mediodía [Sábados y domingos por la noche se alquila como salón para reuniones empresariales o eventos sociales]. Ubicado sobre el río Luján a 1,5 Km del Monumento al Remero [El que está en la desembocadura del Río Tigre y es nuestro punto de referencia obligado, el Km cero de las travesías para éste blog] tiene salón cerrado para comer con amplia vista al río o si no en el deck de madera sobre el propio Río Luján los días que el clima ayuda [Hoy en día hay sombrillas allí y la gente del CRE nos ha contado del proyecto de colocar algo que describieron como "una carpa" que permite abrir y cerrar los laterales].

Foto tomada de la página web del CRE: El Runas desde el río

Se puede llegar en lancha [hay amarra de cortesía para los comensales] y también se puede acceder con bote de remo entrando a la rada del club [Lugar con aguas mansas muy necesarias en esa zona del Luján].

Hay otra alternativa, acceder a través de la lancha del Club que cruza el Luján llevando y trayendo socios entre una orilla y otra [Sale de las rampas de la Guardería Lalos, al lado de la guardería Laura]. Para mejor ubicar a los conocedores de la zona resta decir que el embarque se hace un poco más allá de dónde estaba la vieja sede del CRE hasta el año 2006 en que se trasladó enfrente [Hay lugar para dejar el auto, sobre la costa, con "cuidador" que no trapito, costo "a voluntad"]

Foto tomada de la página web del CRE: El salón cerrado del Runas

La cocina del Runas es "tipo Gourmet" con una variedad acotada de platos pero suficiente de la que elegir [Carnes rojas, aves, pastas y un par de platos del día o especialidades del chef]; el costo no bajará de $50 por persona y quizás más [Con vino y compartiendo un postre probablemente se ubique en o sobre los $70 por persona] [*], aunque no mucho más. El ambiente y las instalaciones, la vista y la comida más que justifican, creo yo, esos valores [abril del 2011].

¡Pero!, ¿llegar allí es una travesía?, ...en distancia seguro que no, salvo que uno venga remando del Club Teutonia o del Club San Fernando y aún así será una travesía [muy]corta. Ahora bien, lo que no tiene en distancia quizás lo tenga en adrenalina provocada por el oleaje del Luján un sábado o [peor] un domingo al medio día.

[*] Los socios del club y sus invitados tienen descuentos sobre esos precios.